ACUEDUCTO: SIGUE DETENIDO EL TENDIDO DE CAÑOS A NUESTRA CIUDAD

Provinciales 14 de marzo de 2016 Por
El tendido de caños para Rafaela continúa detenido a la vera de la ruta provincial 11, en las cercanías de Desvío Arijón. Comenzó a ejecutarse a mediados del año pasado. Sólo tiene 500 metros.

El tendido de caños para Rafaela continúa detenido a la vera de la ruta provincial 11, en las cercanías de Desvío Arijón, lugar donde está ubicada la toma. A pesar de los anuncios y las promesas, esta segunda etapa sólo avanzó 500 metros y, perdida en medio del pastizal, hoy muestra un estado de abandono.


La construcción de la primera etapa del acueducto ya se culminó el año pasado y ahora resta por continuar la fase que permitirá llegar a Rafaela. Una obra que arrancó en junio del 2015, dos semanas antes de las elecciones que terminó ganando Miguel Lifschitz, pero que rápidamente se detuvo.


En septiembre del año pasado, un medio gráfico local, había dado cuenta del estado que presentaban los trabajos. A 6 meses de dicha publicación, y a casi 10 meses de haberse iniciado, la situación sigue igual y la imagen de abandono que muestran esos caños se ha acentuado.


Por ahora, el nuevo acueducto sólo se extiende a lo largo de medio kilómetro y es superficial. A simple vista se puede observar que el sistema de provisión de agua prometido, está lejos aún de convertirse en la solución para los problemas de abastecimiento de los rafaelinos.


A pocos días de asumir, el gobernador Miguel Lifschitz se comprometió a priorizar la obra, aunque aclaró que estaría condicionada a la obtención de financiamiento internacional. Para ello, el gobierno nacional ya dio su aval, por años postergado por el gobierno kirchnerista, y ahora se esperan novedades sobre el tema. La búsqueda de financiamiento internacional para la concreción de proyectos de infraestructura suma más de mil millones de pesos.


De retomar los trabajos y avanzar con esta segunda etapa, Lifschitz lograría lo que ni Hermes Binner ni Antonio Bonfatti lograron hacer en sus gestiones al frente del Gobierno, a pesar de que uno y otro ratificaron en todo momento la concreción de la obra.
Precisamente, el ex gobernador Antonio Bonfatti, el último día de su gestión recorrió las instalaciones y puesta en funcionamiento de la planta potabilizadora del acueducto Desvío Arijón, que beneficia a las localidades de Desvío Arijón, Sauce Viejo y Santo Tomé. Los trabajos, en los que se invirtieron más de 500 millones de pesos, incluyen la obra de toma, la planta potabilizadora y la conducción del agua potable hacia las localidades.


"Es una gran alegría porque concluimos esta primera etapa con una inversión de 500 millones de pesos y ya comenzó la segunda, con el tendido de caños", había dicho.


Pero mientras la planta de potabilización está terminada, el tendido de caños para Rafaela sigue teniendo sólo 500 metros, y los pastos al costado de la ruta ya ni siquiera dejan verlo.

REFERIDO: SIN MORDAZA

Te puede interesar