ARGENTINA LE PAGÓ AL FMI 1.880 MILLONES DE DÓLARES

Economía 23 de diciembre de 2021 Por Redacción - Portal Vos
El Gobierno cumplió este miércoles con el compromiso de pago de capital con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
61c3391d4822a_750x423jpg

El Estado argentino le paga hoy al Fondo Monetario Internacional algo más de USD 1.850 millones en concepto del último vencimiento de 2021 por el préstamo stand by de USD 44 mil millones que se le otorgó al gobierno de Mauricio Macri en 2018 y se prepara para otra cancelación en enero de 2022.
 
 

Sin embargo, todo ocurre ante la expectativa por el informe que también este miércoles recibe el directorio del organismo realizado por su staff técnico sobre las condiciones en que produjo ese endeudamiento y que serían muy críticas respecto del propio ente y la gestión de Cambiemos. Ese trabajo, de más de cien páginas, se conocería hoy mismo o en eventualmente mañana.

 

PAGOS Y VENCIMIENTOS
 

El Gobierno nacional que encabeza Alberto Fernández debe pagarle este miércoles poco menos de USD 1.900 millones al Fondo. Argentina tiene los recursos para este desembolso desde agosto, cuando el FMI le otorgó unos USD 4.300 millones por la ampliación de capital dispuesta por los países desarrollados a mediados de año.

 

Con ese dinero, el ministro de Economía, Martín Guzmán ya canceló una cuota de USD 1.900 millones en septiembre, y ahora tiene que repetir con este segundo compromiso.

 

Sin embargo, seguramente no será el último pago a realizarse antes de que la administración nacional del Frente de Todos consiga una reestructuración sostenible, cosa por la que negocia hace meses con el equipo de Kristalina Georgieva y, del lado político, con las potencias encabezadas por los Estados Unidos.

 

El cronograma de compromisos en moneda extranjera que enfrenta la Argentina para el año próximo muestra que en enero habrá varias postas, que en total suman otro monto exigente: vencen más de USD 1.700 millones entre distintos acreedores, de los cuales uno es el FMI.

 

Según los datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso, hay que pagarle USD 718 millones a un nuevo vencimiento de capital con el Fondo (también valuado a partir de la cotización del DEG al cierre de noviembre), USD 693 millones a intereses de distintos bonos 2020 incluidos en la reestructuración de la deuda con acreedores privados, otros USD 178 millones a préstamos bilaterales, USD 129 millones por otros compromisos multilaterales y por último USD 53 millones a una letra en poder de la provincia de Mendoza.

 

 

 
 

 

EL INFORME DEL FONDO QUE GOLPEA A LA GESTIÓN MACRI Y AL PROPIO FONDO
 

 

Este miércoles, el directorio del Fondo Monetario Internacional recibeá para su análisis, evaluación y posterior publicación, el informe que elaboró su staff técnico acerca del préstamo otorgado a la Argentina por un total de USD 57 mil millones durante la administración Macri, de los cuales el país terminó recibiendo poco más de USD 44 mil millones como consecuencia del fracaso del propio programa.

 

 

El tema, según la agenda de la reunión, figura junto con la situación de los créditos otorgados a Surinam y Angola. La expectativa de la Casa Rosada es que el trabajo, de más de cien páginas, se entregue al conocimiento público hoy mismo o mañana.

 

 

Pero, principalmente, la expectativa que trae el informe es alta en cuanto al impacto político local. El presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía, Martín Guzmán, ya lo leyeron más de una vez y lo evaluaron junto a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

 

 

Si bien saben que no incluirá expresiones "políticas", Alberto, Cristina, Massa y Guzmán interpretan, como ya dijeron en público, que Macri puso al país en un endeudamiento insostenible, que financió la fuga de capitales y aceleró la especulación financiera. Piensan que esos conceptos aparecerían con nitidez en el dossier técnico que tratará hoy el board del FMI.

 

 

Hay versiones que indican, incluso, que cuando se conozca las conclusiones - cosa que si sucede será en la tarde -, el Gobierno se haría eco con consideraciones contra Macri, sus exministros Nicolás Dujovne y Hernán Lacunza, y los principales referentes de Juntos por el Cambio, que tienen una mirada crítica del plan económico que ejecuta Balcarce 50.

 

 

“Le pedimos al FMI que antes de que cerremos un nuevo acuerdo, haga su evaluación de lo que fue el fallido programa Stand-By por el que se desembolsaron 44 mil millones de dólares que se mal utilizaron en pagar deuda insostenible y en financiar salida de capitales”, sostuvo el Presidente ante la UIA, cuando desde Washington le confirmaron que el informe Brekk ya había sido presentado al board del Fondo.

 

 

En la misma línea de análisis, Guzmán se sumó a los cuestionamientos de Alberto Fernández a Macri. Hace trece días, el ministro concedió un reportaje a la agencia oficial Télam que va en línea con el contenido técnico del dossier preparado por Odd Per Brekk, un economista noruego que es vicejefe del Departamento de Asia del FMI, para los directores del FMI.

 

 

“(Macri) primero nos explica que decidió tomar un préstamo récord con el FMI para proteger a acreedores que habían tomado una apuesta riesgosa por la que cobraban 7% de interés en dólares, dándoles salida limpia a cambio de hipotecar el futuro de nuestro país”, señaló Guzmán.

 

 

Y completó: “Segundo, (Macri) nos dice que se apuró a hacerlo para cuidar a los acreedores de un posible futuro gobierno que podía poner los intereses del pueblo por encima reestructurando una carga de deuda insostenible que impedía la recuperación de nuestra Nación, que es lo que nosotros hicimos cuando el pueblo nos dio la posibilidad de conducir”.

 

 

El informe fue elaborado por personal del FMI y eso es una diferencia respecto de los que efectúa la Oficina de Evaluación Independiente (OEI). Este organismo oficia de una suerte de “auditoria” interna con el objetivo de “realizar investigaciones y evaluaciones sobre cuestiones de interés encaminadas a cumplir con el mandato del FMI”. Otro de los propósitos es aumentar la transparencia y la rendición de cuentas del FMI.

 

 

Esta oficina independiente suele publicar dos investigaciones por año y hasta la fecha ya efectuó 24 evaluaciones. La crisis argentina del 2001 y el rol del Fondo fue uno de los primeros trabajos.

Te puede interesar