POR ROBOS EN LA CATEDRAL, REDUCEN LOS HORARIOS A FIELES

Locales 11 de enero de 2024 Por Redacción
Un delincuente se llevó una canilla del depósito de agua bendita e intentó sustraer candelabros de bronce, justo lo detectó una mujer que se encontraba en el lugar.
catedral

Un nuevo robo en la Iglesia Catedral de nuestra ciudad, ubicada en pleno centro, llevó al Consejo Pastoral y de Sacerdotes a tomar la decisión de reducir los horarios de apertura del templo. 

En un comunicado dirigido a "la comunidad parroquial y fieles en general" se expresó: “Lamentamos profundamente esta situación. Sabemos que muchos de ustedes acuden cotidianamente a esta casa de oración. Al mismo tiempo, nos solidarizamos con todas las personas y entidades que padecen hechos similares”.

El último robo ocurrió este martes a las 17:30, cuando un ladrón ingresó al templo y sustrajo una canilla de bronce del depósito de agua bendita, dañando este elemento y provocando el derrame del líquido que contenía. Sin embargo, una mujer logró ver al delincuente, que, al sentirse descubierto, no pudo llevarse los candelabros de bronce que ya había guardado en una bolsa. 

"Más allá del costo, es la sensación de inseguridad. Porque hoy es esto (una canilla) y mañana puede ser otra cosa. En el templo hay objetos que van más allá del valor material. Quizás por llevarse un trozo de bronce, algunos puedan causar un daño a objetos sagrados que poseen un valor afectivo-religioso, como es el caso de los candelabros", comentaron desde la Catedral.

Los ladrones de metales constantemente van cambiando de objetivos, pasando por cables, instalaciones de gas y agua, placas y floreros del cementerio, picaportes de las puertas de las viviendas, y ahora -al parecer- se suman las iglesias.

Te puede interesar