HALLANARON EL HOSPITAL GARRAHAN TRAS LA DECLARACIÓN DEL MÉDICO ACUSADO DE PEDOFILIA

Policiales 01 de junio de 2019 Por
Ricardo Russo admitió que le sacó fotos íntimas a sus pacientes en su consultorio dentro del hospital público.
GARRAHAN

Personal de la División de Cibercrimen de la policía de la Ciudad hizo un allanamiento en el Hospital Garrahan pasadas las 19 de este viernes para contextualizar las fotos obtenidas de la cámara del médico Ricardo Russo, acusado de distribución de pornografía infantil.
Russo declaró a última hora del jueves que le sacó fotos "con fines médicos" a al menos dos pacientes que lo visitaron en su consultorio del hospital Garrahan el 24 de noviembre de 2015, por lo que la jueza María Laura Martínez Vega ordenó el operativo.

Las imágenes analizadas por los peritos muestran la zona genital de las niñas aunque el especialista en reumatología infantil aseguró que las tomó para registrar una dolencia en las rodillas de las pacientes.

Ahora la policía hará una constatación del entorno en el que trabajaba Russo y de los alrededores de su consultorio dentro del hospital para comprobar el escenario de las imágenes obtenidas de su cámara de fotos.

Martínez Vega ordenó la prisión preventiva de Russo a pedido de la fiscal Daniela Dupuy, quien le tomó declaración el jueves. Para la funcionaria el médico tomó "nueve fotografías a dos niñas, que aún no fueron identificadas, en el interior del hospital pediátrico Garrahan".

"Las nueve imágenes fueron geolocalizadas" en el teléfono Apple de Russo, que fue secuestrado durante el allanamiento del 28 de mayo último, y el médico las habría tomado en las inmediaciones del hospital público.

Dupuy también informó a la jueza Martínez Vega que entre febrero y agosto de 2018 Russo "facilitó" para su descarga "270 videos con contenido pornográfico", y que en noviembre de 2018 "distribuyó siete archivos de video mediante la plataforma E-mule".

Russo quedó imputado por "tenencia con fines de distribución, facilitación y producción de pornografía infantil".

Además, la fiscal informó que el pediatra tomó con su cámara 39 fotografías a niñas en la playa entre el 8 y el 12 de enero de 2018 y que de nuevo se repetían los planos enfocados en las zonas genitales de las menores.

El defensor oficial de Russo, Miguel Talento Bianchi, argumentó que la imputación por producción es "atípica" porque si bien las fotos de la playa están almacenadas en la cámara que pertenece a Russo, no se comprobó que él las haya tomado.

El abogado también sostuvo que las fotos de las dos niñas desnudas tomadas en el hospital Garrahan tenían "fines médicos" ya que Russo examinaba un "efecto" en la cadera y la pelvis que "no se puede observar con ropa interior".

Te puede interesar