ESCAPE EN LA AUTOPISTA, ¿ QUÉ PASO EN EL COLECTIVO?

Provinciales 10 de mayo de 2019 Por
Un periodista especializado en temas penitenciarios contó en Aire de Santa Fe que el enfrentamiento comenzó cuando los guardias “retaron” a un interno por encender un cigarrillo de marihuana y que nueve de los presos no estaban esposados.
fuga-de-presos-1

Mientras sigue la búsqueda de los seis presos que continúan prófugos tras escapar de una unidad del traslado del Servicio Penitenciario, comienzan a conocerse detalles insólitos sobre lo ocurrido a bordo del vehículo. Juan Peratitis, periodista de Coronda especializado en temas policiales y judiciales, reveló por Aire de Santa Fe que, según información que pudo recabar, el enfrentamiento entre los presos y los guardias se habría iniciado por un cigarrillo de marihuana y que nueve de los reclusos no estaban esposados, lo que abre varios interrogantes.

Los trece reos que viajaban en el ómnibus son rosarinos, cumplen condena en la cárcel de Coronda por graves delitos -desde robo calificado hasta homicidio- y habían sido beneficiados con la posibilidad de ser trasladados a la Unidad Penal 3 de Rosario para mantener encuentros íntimos con sus parejas y familias. En el viaje de regreso, ocurrió el desastre.

En diálogo con Luis Mino, Juan Peratitis contó que eran nueve los agentes penitenciarios a bordo del ómnibus: el chofer, una efectivo mujer que había viajado para hacer los cacheos femeninos durante la visita, dos uniformados fuera de servicio que habían terminado su guardia en Rosario y volvían a su casa en Coronda y cinco que estaban a cargo del operativo.

Hasta el momento, no se sabía qué situación ocurrida en el colectivo había derivado en el enfrentamiento y la evasión de los reclusos. Ahora, empiezan a revelarse datos insólitos que echan luz sobre el episodio: “Todo se inició por un cigarrillo de marihuana, denominado comúnmente ‘porro’. La unidad de traslado es como un micro común pero dividido en dos por una reja, que tiene una puerta. En la parte trasera van los presos y en la delantera los agentes. Uno de los internos estaba fumando marihuana, y cuando los guardias le llamaron la atención no les hizo caso“, indicó el periodista en el comienzo de su relato.

“Ante la desobediencia, el guardia que estaba al mando envía a otro a poner orden. Éste se acerca a la reja, la abre y entra con la intención de quitarle el cigarrillo, pensando que todos los reclusos estaban esposados. Pero en ese momento, nueve se abalanzan sobre ese penitenciario, lo golpean y lo usan de escudo humano para salir de la celda. En medio de la confusión, agreden brutalmente a los demás oficiales y al chofer, que detiene el colectivo. Toman las armas, empiezan a disparar y se dan a la fuga”, agregó.

Sobre la situación actual de los efectivos penitenciarios, Peratitis dijo que todos están golpeados y lesionados, y también muy afectados anímicamente por lo ocurrido. Por el momento, están separados de sus tareas habituales. Uno de ellos, que recibió un disparo a la altura de la rodilla, tuvo que ser intervenido quirúrgicamente en un sanatorio privado de la ciudad de Santa Fe, donde se recupera. Además, enfrentan un proceso administrativo y también son investigados por el Ministerio Público de la Acusación.

Te puede interesar