CARNE DE CERDO A CHINA: "ES UNA POSIBILIDAD A FUTURO"

Nacionales 05 de mayo de 2019 Por
Ayer por la tarde, el presidente Mauricio Macri anunció que el país comenzará a exportar carne de cerdo a China. Se trata del principal consumidor de este producto en el mundo y una oportunidad de negocios para la Argentina. "Nos quieren comprar porque confían en nosotros y creen en la calidad de nuestros productos", dijo el mandatario en un frigorífico de Marcos Paz.
CERDO
CERDO

En diálogo con UNO Santa Fe, el productor local Carlos Ingino, integrante de la Asociación Argentina de Productores Porcinos, saludó la decisión presidencial y dijo que será una medida que favorecerá mucho al sector en los próximos años. “Lo vemos como una posibilidad a futuro muy interesante. Creo que puede ser una herramienta para que el sector porcino se siga impulsando y seguir creciendo", expresó.

En esa dirección, explicó que para que los anuncios de hoy se conviertan en una posibilidad concreta para los productores locales, las condiciones macroeconómicas deberán justificar las inversiones y la rentabilidad de los frigoríficos. "Porque hasta hace un año perdíamos plata todos los meses y no nos convenía producir por las importaciones. El dólar estaba muy bajo y entraba mercadería muy barata y eso iba en contra de la producción local. Hoy el escenario cambió totalmente. El dólar está alto y el problema de China por la peste porcina africana va a beneficiar a Argentina. Si lo sabemos aprovechar podemos tener años de crecimiento nuevamente".

Optimismo para lo que viene

El escenario hacia adelante es alentador para los productores de carne porcina, porque además de disminuir las importaciones, aparece en el horizonte la posibilidad de exportar productos de cerdo al país más poblado del planeta debido a una peste que ha derivado en el sacrificio de millones de animales en Asia. "Estoy convencido de que vamos a andar muy bien. El precio de la carne vacuna está alto, el dólar está alto, no entran importaciones y entonces está viniendo un escenario positivo para el sector", explicó Ingino.

En tanto, Juan Uccelli, expresidente de la asociación que nuclea a los productores de cerdo, en su carácter de referente del sector, contó que lo anunciado por el Presidente comenzó a gestarse hace 18 meses. "Hace un año y medio no estaba la peste porcina africana, pero había una intención de empezar a abrir nuevos mercados y China era uno interesante. A partir de la peste que empieza en agosto del año pasado cambia la situación. China oficialmente habla de 200 millones de cerdos sacrificados y extraoficialmente se habla de 300 millones. Es decir, les falta mucha carne de cerdo", relató.

En ese marco, el gigante asiático necesitó imperiosamente salir a comprar carne y justo Argentina estaba hablando de la apertura de las exportaciones. "Se abrió el mercado para carne con y sin hueso, la media res del cerdo. China está pagando precios más interesantes que los que estamos recibiendo de Rusia, que es un mercado importante. Hoy el 77% de las exportaciones son a ese país y de acá a fin de año exportaremos entre 3.000 y 6.000 toneladas a China", graficó.

Para dimensionar estos números, explicó Uccelli, se debe entender que nuestro país produce anualmente 700.000 toneladas por año. Es decir, la exportación a China, sería de entre el 0,5% y el 1% de la producción nacional. A su vez, señaló el productor, "anualmente Argentina crece entre 8% y 10%". "Esto quiere decir que crecemos entre 50.000 y 70.000 toneladas y de eso, en el mejor de los casos, vamos a exportar 6.000 toneladas. Esta oportunidad que se da por una enfermedad, puede acrecentar algunas cosas antes, sin dejar de mantener el principal mercado que es el argentino", resaltó.

Esto implica que esta salida de carne hacia China no va a modificar el precio del cerdo que se vende en el mercado interno, aseguró el referente del sector. Más allá de que los productores que exporten van a recibir mejor precio por esa mercadería, para el año próximo se sumará, a raíz de la peste africana, una nueva ventaja que es la reducción del precio de los granos con los que se alimentan los cerdos.

"Los cerdos que se sacrificaron en China dejaron de comer dos cosas claves en el mundo, maíz y soja. Eso va a traer una baja de los valores internaciones y a la larga se va a ver reflejado acá en un mercado con una supercosecha. Razón por la cual los productores van a aumentar un poco el precio de venta, pero fundamentalmente van a tener costos más bajos, porque el maíz y la soja, bases de la alimentación del cerdo, van a estar mucho más baratos", detalló.Se trata de un contexto positivo para un sector que tuvo años difíciles y que atravesó un 2018 que "fue un desastre", graficó Uccelli. "La verdad que es un año que empezamos muy bien porque somos la carne que menos aumentó al público. Somos una oferta real en el plato de los argentinos y estas son situaciones muy interesantes. Si los grandes pueden exportar sus cerdos, el productor del mercado local va a tener un mejor precio y la distribución va a ser equitativa para todos", concluyó.
 
 

Te puede interesar