SAN LUIS: COMIENZA EL JUICIO A LA MADRE DE FLORENCIA DI ARCO

Policiales 08 de abril de 2019 Por
La mujer será juzgada como "partícipe necesaria" por omisión de los abusos que sufrió su hija antes de morir de parte de su padrastro. La fiscalía pedirá 17 años y medio de cárcel.
0036368314

La historia de terror de la vida y el asesinato de Florencia Di Marco se conoció hace poco más de dos años. Casi el mismo tiempo que lleva presa la madre de la nena asesinada. Para la Justicia, ella sabía del tormento que vivía su hija y no hizo nada para rescatarla.

Carina Di Marco, de 35 años, está alojada en la Unidad de Mujeres del Servicio Penitenciario de San Luis. Este lunes será trasladada hasta los tribunales puntanos donde comenzará a ser juzgada por la Cámara del Crimen N° 2 por el delito de "abuso sexual con acceso carnal triplemente agravado, en calidad de partícipe necesaria por omisión". La fiscalía pedirá 17 años y medio de prisión.

La defensa
 

Carina tendrá a su lado a la abogada Karina Mantelli, profesional que la asiste desde el momento en que fue detenida, y que, según versiones que circulan en tribunales, centrará su defensa en el testimonio aportado por las docentes de la escuela Florentino Ameghino, de Palmira, donde cursó estudios la nena, previo a que su familia se trasladara a la vecina provincia donde terminó asesinada. 

Las pruebas

Florencia tenía 12 años cuando Lucas Gómez, de 32 y padrastro de la nena, la violó, la estranguló y se deshizo del cuerpo arrojándolo debajo de un puente de El Saladillo, en las afueras de la capital de San Luis, para más tarde simular que la menor se había ido de su casa y encabezar una búsqueda dramática.

La fachada duró 24 horas. Mientras eso pasaba, la mamá de la nena daba a luz al tercer hijo gestado con Gómez, quien se suicidó en la cárcel tras ser detenido por el crimen de su hijastra.

La autopsia fue crucial en la causa. Allí, no sólo se detalla la brutalidad con que Gómez la atacó sino que se comprueba que no era la primera vez que abusaba de ella.

El ADN hallado en el cuerpo de Florencia reveló que era Gómez quien la abusó y mató. Para cuando se conoció el resultado de esa pericia, el hombre ya se había suicidado en la cárcel de máxima seguridad de Pampa de las Salinas.

Según la causa, entre las 4 y las 6 de ese miércoles 22 de marzo, Florencia fue violada salvajemente y estrangulada con un lazo que le hizo un marca de 11 centímetros en el cuello y le rompió la tráquea. Luego, su cadáver fue tirado debajo de un puente en la zona de El Saladillo.

Una horas más tarde, Gómez denunció la desaparición de Florencia. Según lo constataron las cámaras de seguridad, había revoleado la mochila de la nena en los alrededores para despistar a la Policía.

Te puede interesar