JUZGAN AL RAFAELINO "MARADONA" EN SANTA FE

Policiales 02 de agosto de 2018 Por
En 2016 fue detenido en allanamientos que se realizaron en barrio Amancay y Villa Los Alamos. Lo detuvieron por tener en una de sus propiedades elementos para fabricar cocaína. Hoy se inició el juicio en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe.
quinta-rivadeneira
Archivo - Allanamiento quinta de maradona

Cristian Javier Rivadaneyra, alias "Gordo Maradona" (39), comenzó a ser juzgado este miércoles en el Tribunal Oral Federal de Santa Fe tras haber sido imputado y detenido en 2016 como el líder de una organización narco con base en la ciudad de Rafaela y con vínculos en la pequeña localidad de Saladero Cabal, en el departamento Garay.
 
En el banquillo también se sentó la pareja de Rivadaneyra, Rocío Natalí Núñez (29) y otras dos personas vinculadas a la causa: una acompañante terapeuta, identificada como Valeria Marisol Ramondelli (39), y un marino mercante, Eduardo Nicolás Mazzón (46). Este último, fue condenado en 2010 por la Justicia Federal de Corrientes en el marco de una causa por transporte de estupefacientes.
 
Los cuatro son representados por varias defensas particulares. Por un lado, Rivadaneyra y su pareja son representados por los abogados Claudio Torres Del Sel y Federico Scarinci, mientras que Ramondelli es patrocinada por Germán Verna. En tanto, Mazzón es defendido por Sánchez Lucumberri.

La causa es impulsada por el fiscal general Martín Suárez Faisal, quien le atribuirá los cargos que recolectó la investigación instruida en su primera etapa por el fiscal federal subrogante de Rafaela, Federico Grimm.

La caída

La detención del "Gordo Maradona" y su entorno ocurrió el 2 de marzo del 2016 por un allanamiento ordenado por la Justicia provincial en uno de los domicilios donde residía. Esa inspección a su propiedad, de Juan José Paso al 1700, de la ciudad de Rafaela, se produjo porque había sido detenido la noche anterior y había amenazado al jefe de una comisaría donde había sido alojado tras un altercado en un boliche.
 
Cuando los agentes policiales irrumpieron en la propiedad, en busca de un arma de fuego, se encontraron con cocaína fraccionada en envoltorios –un total de 390 gramos–, semillas de marihuana, una balanza y una prensadora.
 
Tras conocerse aquel procedimiento ordenado por la Justicia provincial, el entonces fiscal federal de Rafaela, Claudio Kishimoto, que ya venía investigando a Rivadaneyra a partir de una denuncia anónima radicada en 2015 en Gerdarmería Nacional, pidió al juez Miguel Abásolo que se allanen los inmuebles que formaban parte del patrimonio del "Gordo Maradona".
 
En un domicilio ubicado en Los Tilos y Los Robles en barrio Villa Los Álamos, los investigadores encontraron estupefacientes y otros elementos que permitieron establecer que el principal imputado habría montado una cocina de cocaína. En ese procedimiento detuvieron a la pareja de Rivadaneyra, quien actualmente es acusada en el juicio.
 
Finalmente, los pesquisas también se dirigieron hacia las cabañas El Gordo, ubicadas en Saladero Cabal (departamento Garay). Allí los agentes de Gendarmería lograron secuestrar dos lanchas y también estupefacientes.
 
Días después, los investigadores dieron con Eduardo Nicolás Mazzón, alias "Nico", sindicado como quien realizaba las gestiones de compra de estupefacientes provenientes de la ciudad de Santa Fe, según reveló la pesquisa judicial.
 
Por último, Ramondelli, tras conocerse la noticia de los allanamientos y al saber que pedían su captura desde la Justicia federal, se presentó cinco días después en el Juzgado Federal de Rafaela, donde quedó detenida y a disposición del magistrado.
 
El agravante de un menor

Rivadaneyra también es acusado en el juicio por haber "privado de su libertad", entre el 20 y 28 de agosto de 2015, a un menor de edad oriundo de Rafaela, al cual había trasladado a las cabañas El Gordo para que le limpie y pinte la pileta del complejo. El chico, después de unos días, fue golpeado y amenazado con armas de fuego por Rivadaneyra, pero logró escapar y denunció la situación.
 
"(...) Le golpeé la puerta a Rivadaneyra para que le dé plata a mi cuñada (Núñez) porque quería tomarme el colectivo y volver; me comencé a hacer la cabeza de que cuando saliera Maradona me iba a pasar algo, no aguanté más y salí corriendo para la comisaría de Saladero Cabal y pedí auxilio", fue lo que dijo en la investigación el menor que permaneció privado de su libertad.
 
Debate abierto
El juicio continuará en la jornada del jueves con el paso de más testigos –en total 40– que declararán ante el tribunal de jueces camaristas Luciano Lauría (presidente), José María Escobar Cella y María Ivón Vella.

FUENTE: UNO SANTA FE

Te puede interesar