SE ABRIÓ EL TELÓN DE UN FESTIVAL QUE REFLEJA LO QUE SOMOS

Locales 18 de julio de 2018 Por
“Encontrarnos, mirarnos, hacer que los espacios públicos exploten de personas y ver que este festival se hace cada vez más popular y que la ciudad y la región se encienden, es entender que lo necesitamos más que nunca”, expresó el Intendente en el acto oficial de apertura.
ACTO DE APERTURA

Este martes, en el Cine Teatro Municipal “Manuel Belgrano”, a sala llena, se realizó el acto oficial de apertura del Festival de Teatro de Rafaela 2018. Luego del desfile que partió desde el Museo Histórico Municipal y culminó en el Cine Teatro, se abrió el telón del proyecto cultural más importante de nuestra ciudad que este año cumple 14 ediciones ininterrumpidas.

“Estamos nuevamente en el desafío por levantar el telón en un momento difícil, complejo, en donde parecería que lo que domina la escena es el ajuste, el recorte, la crisis, la incertidumbre, la duda de qué es lo que vendrá”, declaró el intendente Luis Castellano.

“Y nosotros en el desafío de seguir adelante con esta política de Estado que ya lleva 14 años. Y fue así siempre. Cuando en Rafaela y la región vinieron nuestros abuelos, bisabuelos...cuando acá no había nada y era todo crisis, solo ilusión en el futuro, ahí en ese momento, el teatro, la música, el arte estaban presentes. Esto de entender al teatro como parte de la cultura, de una necesidad del ser humano y de sostenerla en los momentos más difíciles, es parte de nuestra salud como personas”, reflexionó.

“Encontrarnos, mirarnos, hacer que los espacios públicos exploten de personas y ver que este festival se hace cada vez más popular y que la ciudad y la región se encienden, es entender que lo necesitamos más que nunca y que hay que hacer todos los esfuerzos para sostenerlo. Esto es parte también de nuestra política social”, manifestó.

Un festival de la gente

Por otro lado, recordó: “El mojón que plantó el senador nacional Omar Perotti en aquel momento, vamos a seguir sosteniendo siempre. Esto hace que el festival sea de la ciudad, de la gente. Las vacaciones de invierno en Rafaela son el festival de teatro. Esto es parte de lo que uno va construyendo cuando toma una decisión, mira al futuro y pone recursos humanos, económicos y la convicción para sostener algo que sabe que va a ser bueno para la ciudad”.

“En estos 14 años pasó algo importante: la creación de la Escuela Municipal de Artes Escénicas (EMAE). Y este año hubo dos acontecimientos importantes: uno fue una deuda que teníamos, la colocación del nombre a la EMAE de José “Pepe” Fanto. Esto es un honor y reconocimiento a uno de los artistas más emblemáticos que tuvimos en la ciudad”, contó Castellano.

Otro acontecimiento importante de este 2018 “fue la firma del convenio entre el Instituto Nacional del Teatro y la Universidad Nacional de Rafaela por el cual se creó la Diplomatura en Artes Escénicas para todos aquellos que quieran ser docentes de Teatro. Ellos van a tener la posibilidad de tener un título emitido por una universidad. En los primeros días de agosto van a comenzar las clases y hay un muchas personas interesadas”.

Por último, agradeció el apoyo del “gobierno de la Provincia, del Instituto Nacional del Teatro, de los sponsors, a los artistas, a los periodistas, a las instituciones que abren sus puertas, a los que forman parte del festival y al público que invade cada espacio de la ciudad y hacen del festival un fenómeno popular”.

Un fiesta colectiva

El director del Instituto Nacional del Teatro, Marcelo Allasino, como es habitual, acompañó el acto y también compartió su mirada: “El festival crece cada año y se transforma en esta fiesta colectiva. ¿Es el teatro el que transforma a Rafaela en una fiesta o es Rafaela la que transforma al teatro en una fiesta? Creo que hay un poco de las dos cosas”.

“Me preguntan por el festival de Rafaela no solamente en Argentina sino también en el exterior. Y me preguntan qué fenómeno se da en esta ciudad, por qué todo el mundo quiere ir a Rafaela, por qué todos se van tan felices y quieren ser parte de él. El trabajo incansable de muchas instituciones y grupos a lo largo de muchas décadas, con apoyo y sin él, instalaron la producción teatral y educaron a un público”, relató.

Además, hizo especial hincapié en “la decisión política que significó que en el año 2004, el entonces intendente Omar Perotti, se arriesgara a pensar a Rafaela como sede de la fiesta nacional de Instituto Nacional del Teatro siendo una ciudad del interior del interior, que le demostró al país que Rafaela amaba el teatro hace mucho tiempo y estaba esperando una oportunidad como esa. Esa decisión política se sostuvo luego, cuando en el 2005, se propuso hacer un festival que replicara esa idea que propone la fiesta nacional de teatro: un espacio de encuentro y que pudiéramos hacer un festival con una identidad propia, rafaelina”.

Luego “le tocó a Luis Castellano renovar esa decisión que hay que defender con mucho temple, con mucha convicción porque todos compartimos la misma mirada sobre el valor que tiene la cultura como un espacio de integración y de encuentro, para identificarnos en la diferencia y entender que todos somos parte de lo mismo”.

Para finalizar, destacó el modo en que el festival recibe año tras año “a los artistas, periodistas, técnicos, investigadores, diseñadores, maestros, que vienen cada año y son tratados con amor y respeto”.

Decir Rafaela es decir teatro

La ministra de Innovación y Cultura de Santa Fe, María de los Ángeles "Chiqui" González, emocionó al público con sus palabras al expresar que “este festival es de la gente, hubo una clara e inteligente idea política. Pero las políticas culturales no nacen de inventar algo sino de mirar alrededor y decir qué es bueno y en qué somos buenos. Rafaela es bueno y tenía grupos excelentes de teatro, una capacidad de innovación muy particular en teatro y andaban de ciudad de ciudad ganando premios y mostrando un teatro diferente que todo el país reclamaba”.

“Hacer este encuentro es realmente leer en la gente misma aquello que puede ser el motivo central de nuestro encuentro, de nuestra reunión. Desde la provincia los apoyamos absolutamente todos los años. Rafaela con su festival se ha convertido en una gran escuela de teatro. Año tras año, el teatro sigue siendo la contracultura del espectáculo porque nos interesa el encuentro, la comunidad, porque están sacando entradas desde hace mucho y porque ya lo considera el pueblo mismo y sus subsedes, como una efeméride. Decir Rafaela es decir teatro. Esta población ha entendido que el teatro es no entender nada, que hay que vivirlo”.

Al finalizar, dio comienzo el festival con "Nómadas", una obra internacional de Chile/España para toda la familia.

Te puede interesar