CON LED SE PUEDE AHORRAR 50% DE CONSUMO PARA ILUMINAR LA CASA

Actualidad 29 de mayo de 2018 Por
Un profesional de la UTN-Regional Santa Fe explicó por qué hay que abandonar las lámparas de bajo consumo.
in1527591242377

El anuncio de ayer del presidente Mauricio Macri de poner en marcha un programa oficial de concientización sobre el uso racional de la energía despertó el interés de los santafesinos para buscar alternativas frente a los elevados incrementos tarifarios en los servicios públicos. El ingeniero Jorge Caminos, docente y director del grupo de estudios sobre energías de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN)-Regional Santa Fe, detalló por LT10 los principales beneficios del cambio de tecnología.

“La iluminación en el hogar puede llegar al 50% del consumo de energía familiar”, comenzó diciendo Caminos al programa El Cuarto Poder. Según el profesional, “una vieja lámpara incandescente (de 100 wats) era reemplazada por una de bajo consumo (de 18 wats), que a su vez ahora se reemplaza por una lámpara LED de 8 wats”.

Esto significa que “se ahorra más del 90% de energía en comparación con aquella lámpara incandescente”, mientras que el ahorro es “del 50% si se compara el consumo de las LED con las de bajo consumo”.

“El ahorro de energía es muy importante para un domicilio, pasar a esa tecnología es uno de los puntos más interesantes para hacer más eficiente el uso de energía”, apuntó Caminos.

Costos

El docente aclaró que, en cuanto a los costos, el uso de LED es cada vez más masivo, lo cual hizo que los precios de estas lámparas prácticamente se equiparen con los de las de bajo consumo, de uso mayoritario en los hogares.

“Es una cuestión de conocimiento de la gente, de entender que se puede usar en la casa, en el alumbrado público y la industria. Hay que entender que esto es por donde hay que ir”, apuntó.

Durabilidad

Caminos también comparó cuánto duraban las viejas lámparas incandescentes, las de bajo consumo y las de tecnología LED para que el consumidor advierta otro de los principales beneficios de estas últimas por su “gran durabilidad”.

En ese sentido, mencionó que “la lámpara incandescente duraba 1000 horas; mientras que la de bajo consumo tenía una duración de 8.000 horas y una lámpara LED de buena calidad dura 50.000 horas”.

El docente aconsejó que, cuando se queme una lámpara de bajo consumo, los vecinos compren una LED en su reemplazo. “Es la tecnología de ilunminación que vamos a tener por muchos años porque es eficiente, ilumina con luz cálida, tiene una potencialidad que es maravillosa”, agregó.

Te puede interesar