FUE UNA FIESTA CLANDESTINA

Actualidad 21 de julio de 2020 Por Redacción
Cuando creíamos que la pandemia había sacado lo mejor de nosotros, nos encontramos con una fiesta clandestina en pleno centro que pone en riesgo todo lo logrado hasta hoy.
fiesta en 356   ja



¿Que se hace ahora? Es lo que toda la ciudad se pregunta. ¿Que pasa si de esa fiesta clandestina llena de adultos mayores hay un contagio? ¿Tendremos que volver a encerrarnos por la irresponsabilidad de un grupo minúsculo que se creen impunes a hacer las cosas mal? Esos mismos que dicen que el virus no existe. Esos mismos que piden que el estado les pague los sueldos a los empleados cuatro meses después de poder abrir las puertas.

Si, esos mismos. Esos mismos que se joden en el resto con tal de sacar una ventaja. El rubro gastronómico logró una extensión horaria en el cierre. Tal vez el Departamento Ejecutivo tenga que revisar dicho decreto y volver la decisión hacia atrás. Ahí pierden todos por culpa de uno, pero tal vez, es la única forma de que entiendan que esto es algo serio.

Varias irregularidades en una sola noche. Factor de ocupación, salidas de emergencias cerradas, música a alto volumen. La pregunta es, ¿está habilitado para que haya música y la gente baile? Ni hablar de las irregularidades sanitarias. Nadie con tapa boca puesto y sin distanciamiento. 

Lo que el estado debería hacer es convocar a todos los asistentes e hisoparlos. Obviamente cobrarle a todos ese hisopado. Si, la única manera que como ciudadanos entendamos que vivimos en un ordenamiento jurídico es  recibir una sanción pecuniaria, es decir en criollo, que nos toquen el bolsillo. 

Ojalá se de el ejemplo con este caso y recaiga sobre los responsables el peso de la ley. No podemos perder tener más de 90 días sin contagios en la ciudad por la irresponsabilidad de unos pocos. 

Te puede interesar