"LAS DECLARACIONES DE MÁRSICO SON FALACES E INCONSISTENTES"

Locales 18 de julio de 2020 Por Redacción - Portal Vos
Lo aseguró Luis Kujawinski, secretario privado de Intendencia, indicando que "pareciera que para el concejal PDP, los problemas de inseguridad comenzaron el 10 de diciembre pasado".
WhatsApp Image 2020-07-18 at 20.53.49

Llaman la atención las declaraciones del concejal Lisandro Mársico por lo falaces e inconsistentes.  

Nadie desconoce la realidad que se vive en Rafaela en materia de inseguridad, como tampoco los reclamos que el intendente Luis Castellano entregó oportunamente al Ministro de Seguridad, Marcelo Saín y al Gobernador Omar Perotti. Fueron los mismos petitorios que anteriormente ya había acercado al gobierno del Frente Progresista Cívico y Social, partido al cual el concejal Mársico perteneció.  Claro que en la actualidad, Castellano, el Gobernador, el Ministro de Seguridad y su equipo, mantienen un diálogo permanente -diálogo cercenado durante la gestión provincial anterior- que facilita las gestiones.

Sin ir más lejos, el miércoles pasado, en la sede de la GUR, estuvieron presentes el Secretario de Gestión Social de la Seguridad, Jorge Lagna, y funcionarios del Ministerio de Seguridad como Homero Domínguez de Soto y Bruno Rossini. De ese encuentro también participó el concejal Mársico y escuchó de primera mano todo el trabajo articulado en prevención que se viene llevando a cabo entre los estados provincial y municipal.  

Solo a manera de aclaración, es importante remarcar que los primeros días de enero se creó la Mesa de Coordinación Institucional con presencia de todas las fuerzas de seguridad con sede en Rafaela. Esta Mesa se reúne todas las semanas y permitió fortalecer al Comando Unificado.

También hay que decir que se unificó el 911 con el Centro de Monitoreo y el 105, y que llegaron agentes de la Policía de Acción Táctica para trabajar en zonas conflictivas. Llegaron y se quedaron; no estuvieron un par de horas –con montaje de fotos de por medio- para complacer a un intendente.

Ante los requerimientos de los dueños de estaciones de servicios -y luego de un encuentro con ellos- se coordinaron entre las distintas fuerzas, operativos de patrullaje diarios en la ciudad y rutas.

En el mismo sentido, se creó una mesa de diálogo con la Sociedad Rural donde surgieron distintos temas y se organizaron controles semanales en carnicerías de Rafaela por el tema abigeato. Para esta tarea se cuenta con la colaboración de la Guardia Rural “Los Pumas” que certifica la procedencia de los productos. Los productores son escuchados, forman parte de los planes de prevención, encuentran autoridades comprometidas por generar ese espacio.

Por otro lado, por intermedio del Ministerio de Seguridad, se coordinaron reuniones con autoridades de Justicia de Menores e instituciones afines para tratar un tema tan sensible como niñez, adolescencia y familia.

En el marco de las tareas  con fuerzas policiales para abordar el tema de manera conjunta, se pusieron en funcionamiento los Foros de Seguridad Barrial, donde ya se desarrollaron 7 reuniones con presidentes vecinales. Resta un último encuentro para que culmine la primera ronda y poder trazar un plan de acción.

Asimismo, se realizan controles articulados en zonas céntricas en horarios bancarios, como también operativos en diversos puntos, y a distintas horas, en barrios de la ciudad.

En la reunión del miércoles pasado, el municipio anunció la compra de 56 nuevas videocámaras para el Centro de Monitoreo, el estudio del programa Ojos en Alerta y el Sistema Victoria; reunión, como ya mencioné, a la que asistió el concejal Mársico. 

En cuanto a la Alcaidía, está emplazada en ese lugar desde hace mucho tiempo, sin que se haya generado durante la gestión anterior una propuesta superadora que permita resolver el problema de fondo. Cuestionar eso ahora sin proponer, es una práctica habitual que no se compromete con la búsqueda de soluciones. La problemática del sitio de la Alcaidía no es actual; lo que sí es una novedad es la posibilidad de generar alternativas que la resuelvan.

Sin embargo, si bien llaman la atención las declaraciones de Mársico por lo inconsistentes en cuanto a la falta de contundencia a través de insumos estadísticos –extraño en un abogado-, también son falaces ya que pretende adjudicar al intendente, un silencio que no es tal, y pretende desconocer (o invisibilizar) las medidas que se están implementando. Pareciera que para el concejal, la inseguridad en Rafaela comenzó el 10 de diciembre pasado, con la asunción del Gobernador Perotti; no con la desidia socialista de los años previos.

La decisión del Gobernador es escuchar, trabajar de manera mancomunada en la construcción de seguridad ciudadana, en un contexto de crisis por la pandemia y con un escenario donde la ausencia de inversión de años, ha menoscabado lo más profundo. Sin dudas, lo no desarrollado durante 12 años, difícilmente se erija en 8 meses, pero a las claras puede verse que en esta materia, se ha hecho mucho más en este corto tiempo que en toda la era socialista.

Falta mucho por ejecutar para recobrar la tranquilidad que todos necesitamos y anhelamos. Va a llevar un tiempo y desde los Ejecutivos provincial y municipal, no se prometen soluciones mágicas. Pero lo cierto es que se está trabajando en ello de un modo integral, entendiendo la complejidad de la problemática. Quien habla de un plan de seguridad rígido, desconoce la realidad.

El concejal Lisandro Mársico debería informarse, leer más y no utilizar agravios para tratar de ganar notoriedad con un tema tan sensible; algo que preocupa mucho a los rafaelinos. Sería interesante que aporte ideas, que no descalifique y que entienda que la seguridad es responsabilidad de todos los poderes del Estado, incluido él como legislador. Porque ¿qué se gana señalando lo evidente sin aportar a su solución?.

Te puede interesar