CASTELLANO: "HE NOTADO UNA ENORME RESPONSABILIDAD DE LOS EMPRENDEDORES"

Locales 11 de junio de 2020 Por Redacción - Portal Vos
El Intendente realizó un recorrido por gimnasios, peluquerías y bares de Rafaela.
04-1024x698

Los gimnasios y lugares destinados a prácticas deportivas pudieron retomar las actividades el lunes pasado. Fue a partir de la reglamentación de las nuevas habilitaciones comprendidas en el Decreto Municipal N° 50.584, conforme a lo establecido en el Decreto Provincial N° 474.

Del mismo modo lo hicieron los locales gastronómicos, quienes pueden desempeñarse con el 50 por ciento de su capacidad, a través de reserva de mesas y con estrictos protocolos sanitarios.

Este miércoles, el intendente Luis Castellano; el secretario de Producción, Empleo e Innovación, Diego Peiretti; el secretario Privado de Intendencia, Luis Kujawinski y el subsecretario de Deporte, Ignacio Podio, recorrieron las instalaciones de algunos de estos lugares para conocer cómo se están desempeñando en estos primeros días.


“Me parece importante que podamos salir a recorrer y ver esta nueva normalidad. He notado una enorme responsabilidad de parte de cada uno de los emprendedores que visitamos, que se traslada a gran parte de la ciudadanía, viendo a las personas que acuden a los gimnasios, bares,  restaurantes o peluquerías”

Luis Castellano
Asimismo, Castellano mencionó el valor que el trabajo representa para la población: “Rafaela es una ciudad de trabajo y el reclamo ha sido siempre poder trabajar. Todos estamos conscientes que hay que hacerlo de una manera diferente. Esta nueva normalidad nos impone protocolos, distancia, limpieza. Es la única manera de sobrellevar este momento en donde la Argentina está subiendo la montaña en cuanto a la cantidad de casos”.

Al mismo tiempo, enfatizó en la responsabilidad comunitaria: “No queremos volver a la fase 1. Queremos seguir mirando hacia adelante. Los rafaelinos lo venimos haciendo bien”.

Luis Castellano
En cuanto a los controles llevados a cabo durante las fases de aislamiento social, preventivo y obligatorio, el intendente remarcó que “nos pusimos firmes trabajando desde el Estado junto con la ciudadanía, con controles, y así llegamos a esta posibilidad. Y hoy estamos muy estrictos en los controles de las personas que llegan desde otras localidades, porque Rafaela es una ciudad que tiene mucho vínculo con ciudades de transmisión comunitaria, especialmente, Buenos Aires”.

Además, reforzó la idea que “tenemos que seguir cuidándonos. Nunca antes fue tan importante la responsabilidad comunitaria. Todavía queda camino por recorrer ya que hay muchos que aún no pudieron volver a trabajar”.

Acompañamiento municipal

Es importante recordar que en la etapa previa a la apertura de estas actividades, el intendente y funcionarios de su gabinete sostuvieron un diálogo estrecho con los representantes de cada uno de los sectores que aún no podían volver a sus funciones habituales.

Además de mantenerlos al tanto sobre las distintas fases de la cuarentena que se atravesaban, se procuró que todos vayan elaborando sus protocolos sanitarios con el tiempo necesario para poder hacer las adecuaciones edilicias y organizar una nueva forma de funcionamiento.

Ariel, titular de un gimnasio visitado, se mostró muy conforme: “En lo particular, una alegría de poder volver a trabajar. Es muy importante la sensación de volver a hacerlo, volver a contemplar nuestro ingreso sin tener que depender de nadie. Esa fue siempre nuestra postura”.

Además, remarcó “la alegría de la gente me pone muy contento, y el haber sido parte de todo el movimiento que, junto con el trabajo de todos, pudimos volver a los gimnasios. Es destacable ver la alegría de los profesores y las profesoras que ocupaban estos espacios. Sentimos nervios también, tal como lo sentía el día que abrí el gimnasio y nacía este proyecto”.

Al respecto de la nueva modalidad de funcionamiento, dijo: “Estamos trabajando en cada detalle con el protocolo estipulado. Nosotros, particularmente, nos preparamos de antemano para la apertura y eso fue fundamental. Hicimos un trabajo previo. Hablamos, nos interiorizamos y buscamos asesoramiento meses atrás. Evaluamos cada punto y cada coma del protocolo. Teníamos en claro que el día en que podíamos reabrir, estaríamos preparados y para nosotros eso fue fundamental”. 

En cuanto al cumplimiento del protocolo sanitario, Ariel aseguró: “Parecía complejo seguir un protocolo de acción para nosotros y para los asistentes, pero en realidad no termina siendo engorroso. Algunas medidas como la higiene de calzado, la declaración jurada correspondiente, el respeto de la capacidad de los locales de acuerdo a la cantidad de metros cuadrados, la higiene de las manos, mantener el distanciamiento y los ciudadanos, las entienden y las respetan. Y además, todos son conocedores de que ésta es la única manera, hoy por hoy, de poder realizar sus actividades físicas”. 

Te puede interesar